Now Playing Tracks

Hoy espero lean las palabras de un muerto que siempre estuvo muerto, que caminando al lado de hombres y mujeres imbéciles que aparentaban vitalidad, deseaba suicidarse, me lamento de no haber leído tantos libros como hubiese deseado, de no haber escuchado tanta música como otros y otras, de no haber observado tantas pinturas, fotografías, dibujos, ilustraciones y trazos como hubiese querido, pero supongo que ya puedo observar a la infinita nada
Sergio Urrego

Como le hago un diario a un amor demente que en las noches me atormenta, me sube, me baja, me tira, me lleva…
Entonces miro la luna en el cielo y pienso que, ¿porque nos une y a la vez nos aleja?, el tan lejos y yo aquí…
Que pasa cuando la otra mitad del amor está lejos…sin el sentirlo siquiera…
como son las cosas cuando el destino cambia…
entonces construyes grandes muros para protegerte y con tus fuerzas quieres derribarlo, pero no puedes -o no quieres- volver a sentir eso que una vez ya sentiste y cambias…
odio mi memoria, la amaría sólo con un botón de resert, es sencillo, somos una creación perfecta concese defecto…

no se…es de noche y mi mente desvaría, navega en esa isla que hace años tenía perdida en mi mapa, pero que mi memoria, la muy caprichosa encoentra de nuevo el camino…

Duermerela
Por lo que nunca llegó a ser. Por lo que terminó sin empezar. Por todas esas cosas que no pasaron, pero que yo recuerdo. Porque te quise, o quizás, porque aún siento esa cosa extraña en el estómago cuando me hablan de ti. Porque por mucho que gire el mundo, has dejado huella. Y porque no siempre podemos ser alguien importante para las personas que son importantes para nosotros, pero como duele descubrirlo.
¿A que estamos jugando? Esta cláusula de olvido mutuo, olvido que no se concreta. ¿A que estamos jugando? Intentando llenar los vacíos que nosotros mismos nos hemos causado, por indecisión, por miedo. Hemos sido tan cobardes, preferimos huirle al destino y no tentar la suerte. No nos arriesgamos a dejarnos, pero tampoco nos arriesgamos a tenernos para siempre. Olvido disfrazado de amor, de preocupación, de interés. Olvido sin olvidar, olvido que te recuerda a cada instante, olvido pintado de caricias y sueños que se niegan a morir en mi mente. ¿A que estamos jugando? Tú cerrando los ojos y huyendo de tus pensamientos que me nombran y yo, abriendo los ojos porque al cerrarlos te veo inmediatamente. Jugamos con fuego cariño, jugamos y nos estamos quemando y aun siendo cenizas… te juro que no vamos a olvidarnos.
-Fragmentos de no sé que, Mercedes Reyes Arteaga.
We make Tumblr themes